La Nulidad del Matrimonio en Chile

La nulidad del matrimonio en Chile

La Nulidad del Matrimonio en Chile

Actualmente existe la nulidad de matrimonios en nuestro país, incluso muchas personas llegan donde sus abogados solicitándola, debemos aclarar que el motivo por el cual es tan popular la palabra “nulidad”, es porque hasta antes del año 2004 en Chile no existía una ley que tratara el divorcio, y por lo tanto la única forma de deshacer el vínculo matrimonial era la nulidad.

El efecto de la nulidad, a diferencia del divorcio, es que los cónyuges vuelven al estado civil que tenían antes de casarse, es decir vuelven a ser solteros, pero para acceder a ello se deben invocar causales sumamente específicas, motivo por el cual antes era tan difícil que una persona separada pudiera volver a casarse, lo que hoy es mucho más accesible gracias al divorcio.

La nulidad aún existe, y podría declararse sólo cuando las personas que se casaron lo hicieron infringiendo nuestras leyes.

Las causales son las siguientes:

1.-Personas que se casaron teniendo un vínculo anterior no disuelto, o sea en el caso de que una persona se case por segunda vez, se puede solicitar la nulidad del matrimonio.

2.- Persona que se casa teniendo menos de 16 años, SIN la autorización de sus padres. Ese matrimonio se puede anular.

3.- Quienes se encuentren privados del uso de razón y los que por un trastorno psíquico diagnosticado sean incapaces de formar el matrimonio, esto significa que si se puede comprobar que el hombre o la mujer que se han casado tienen alguna enfermedad psicológica que hace imposible conllevar un matrimonio, con sus compromisos y reglas, este se puede anular.

4.- Los que carecieren de juicio para comprender y comprometerse con los derechos y deberes del matrimonio, este sería el caso de una persona que padezca de alguna enfermedad psicológica que afecta su intelecto, la otra parte podría solicitar la nulidad matrimonial.

5.- Quienes no puedan expresar claramente su voluntad por cualquier medio: Si la persona que se ha casado, en el acto no pudo manifestar su voluntad hablando, por escrito o a través de lenguaje de señas, también se puede solicitar la nulidad.

6.- Parientes: Nuestro código civil señala “No pueden contraer matrimonio entre sí los ascendientes y descendientes por consanguinidad o por afinidad, ni los colaterales por consanguinidad en el segundo grado”, lo cual significa que un padre no puede casarse con su hija, ni hermanos entre ellos.

7.- En caso de un crimen, “El cónyuge sobreviviente no podrá contraer matrimonio con el imputado contra quien se hubiere formalizado investigación por el homicidio de su marido o mujer, o con quien hubiere sido condenado como autor, cómplice o encubridor de ese delito”

8.- Error en la identidad, este caso se daría si al celebrar el matrimonio se presentó documentación falsa de alguna de las partes.

9.- Falta de testigos o testigos inhábiles, ya que en nuestro país, es un requisito celebrar el matrimonio ante testigos, y que estos cumplan ciertos requisitos, cuando no es así se podría anular un matrimonio.

Conclusión

En definitiva, la nulidad se puede solicitar sólo en casos específicos, y sea cual sea la causal que se invoque, en el transcurso del juicio se debe presentar medios de prueba para demostrar al juez que al momento del matrimonio hubo un hecho que permitiría declarar la nulidad del vínculo, y por lo tanto las partes volver a ser solteras.

Hoy la solución más fácil y rápida es optar por alguno de los tipos de divorcio que establece la ley, pues en algunos casos no se le toma el parecer al otro cónyuge como es el caso del divorcio unilateral o culposo, por lo que ya no se necesita estar de acuerdo para llegar a una disolución del vínculo matrimonial, incluso hoy es mucho más rápido y menos engorroso de lo que era tramitar una nulidad matrimonial, siendo una alternativa mas rápida y económica optar a algunos de los tipos de divorcios que establece la ley.

 



Los comentarios están cerrados.

WhatsApp chat